¿Qué es la biopsia estereotáctica?

mejor médico neurocirujano

La biopsia es una técnica que nos permite conseguir una muestra de tejidos para analizarlos y poder lanzar un diagnóstico adecuado. En el caso de la biopsia estereotáctica se realiza un pequeño orificio en el cráneo para obtener tejidos cerebrales. Esta técnica evita la realización de una operación más compleja para conseguir la muestra. El mejor médico neurocirujano puede realizar esta intervención, una técnica que minimiza los riesgos y el tiempo de hospitalización.

Sin embargo, no se realiza exclusivamente para la obtención del tejido. Es una medida muy adecuada cuando se sospecha que puede haber un tumor que no requiere de cirugía, que se podrá tratar con radioterapia. Pero, también se lleva a cabo para vaciar el contenido de un quiste o un absceso profundo, ya que una cirugía convencional podría suponer un riesgo mayor. En otro orden de cosas, la biopsia estereotáctica nos permite discernir entre diferentes problemas: tumor, inflamación, infección, infarto cerebral, etc.

Antes de ejecutar esta acción habrá que determinar con exactitud el punto para la extracción de los tejidos. Para conseguirlo se le coloca al paciente un casco donde se reflejan unos ejes de coordenadas. Posteriormente, se realiza un tac craneal donde se ve la lesión cerebral y las coordenadas. De este modo, se localiza el punto exacto donde se deberá realizar la intervención. La extracción se realiza con una aguja muy fina y la herida resultante se cierra con varios puntos.

En la mayoría de los casos la intervención se realiza con anestesia local, por lo que en muchos casos el paciente puede irse a casa ese mismo día. La estancia en el hospital dependerá de su estado de salud previo a la biopsia. Los puntos de sutura se retirarán una semana después de la realización de la prueba. Evidentemente, el tratamiento posterior a la intervención dependerá del diagnóstico.

En Instituto Clavel contamos con las herramientas y la tecnología más vanguardista para llevar a cabo este tipo de intervenciones. Sabemos que el paciente puede sentirse nervioso antes de la realización de la prueba y es completamente normal, pero lo cierto es que esta sencilla operación no suele presentar complicaciones.