El 50% de las bajas laborales están relacionadas con los dolores de espalda

cirugia lumbar

La cifra es, cuando menos, sorprendente. En torno a la mitad de las bajas laborales que tienen lugar en España son consecuencia de los dolores de espalda. Aunque no lo parezca, ya que no implica ningún tipo de esfuerzo físico, el trabajo de oficina es uno de los más lesivos. Con frecuencia, estos profesionales suelen padecer diferentes dolencias como dolores de espalda, contracturas, tendinitis, artrosis e, incluso, problemas más graves como las hernias discales. En nuestro centro especializado en cirugía lumbar sabemos que estas molestias merman la calidad de vida de los pacientes. Por ello, queremos ayudarte a evitarlas.

Al contrario de lo que pueda parecer, permanecer muchas horas sentados frente a la pantalla de un ordenador haciendo movimientos repetitivos puede terminar por pasarle factura a nuestro cuerpo. La mala higiene postural tampoco ayuda, así que los principios básicos de ergonomía se vuelven básicos para minimizar las lesiones y mejorar nuestra salud lumbar. También resulta esencial para reducir otros problemas como las tendinitis en los brazos para los usuarios de ordenadores o el síndrome del túnel carpiano para los que teclean sin parar durante toda la jornada.

Principios de higiene postural

  • Mobiliario de calidad. La espalda es una de las zonas más vulnerables en el trabajo de oficina, por lo que habrá que tener presentes algunas cuestiones relevantes. Lo primero es que la silla en la que pasamos tantas horas sentados debe ser de calidad. Es importante no escatimar en este tipo de recursos para ayudarnos a mantener la postura adecuada. El respaldo de la silla debe llegar a la zona de los hombros para recoger toda la espalda y ofrecernos una sujeción óptima. Siempre que sea posible, es recomendable que cuente con un reposacabezas para descansar la zona cervical y reducir las contracturas.
  • Ergonomía. Regular la silla para que la zona lumbar quede firmemente apoyada al respaldo es necesario para proteger esta zona. También, es aconsejable el uso de reposapiés para minimizar la tensión de las lumbares. En cuanto a la altura, es importante adaptarla de forma adecuada para que los brazos descansen sobre la mesa. La altura ideal es aquella que sitúa los ojos a la altura del marco de la pantalla, lo que permite descansar la vista y los músculos del cuello. Los brazos deben permanecer sobre la mesa para evitar las tendinitis y, siempre que sea posible, utilizar una almohadilla para reposar la muñeca al usar el ratón.

Ponerse en manos de un médico especializado en salud vertebral será esencial para detectar los problemas de gravedad de forma precoz y diagnosticar el mejor tratamiento posible en cada caso. Desde el Instituto Clavel queremos enfatizar, una vez más, sobre la importancia de la prevención para evitar dolores y lesiones de columna que puedan ser un hándicap para la realización de actividades cotidianas.