Degeneración discal

1. ¿Cuáles pueden ser las causas por las que un disco se degenera?
La degeneración es un proceso natural directamente relacionado con el envejecimiento.
Todos envejecemos y de la misma forma todas nuestras articulaciones se degeneran en todos nosotros. En unos más y otros menos. Y a unos dicha degeneración articular les puede doler y a otros no.

El envejecimiento es por tanto la causa más frecuente y principal de degeneración.
La diferencia entre personas se debe sobre todo a nuestra carga genética.

Otras causas son las de origen traumático, las metabólicas, etc.

2. ¿Qué es una hernia discal?
Es una herniación del núcleo pulposo del disco que viene a ser el centro hidratado del disco. Se produce por una debilidad y rotura del anillo que lo contiene. La causa de la rotura del anillo suele ser la degeneración aunque en algunos casos puede verse favorecida por un traumatismo o un sobreesfuerzo.

3. ¿Qué síntomas produce un problema de disco vertebral?
En casos de degeneración produce dolor lumbar o cervical y en casos en los que se hernia el núcleo pulposo se produce una ciática.

4. ¿Qué pruebas realiza al paciente para decidir si es necesaria la intervención quirúrgica?
Una radiografía de columna en movimiento para observar la mecánica de la columna y del segmento a intervenir. Y también una resonancia magnética lumbar.

5. ¿Cuándo hay que operar a un paciente?
Cuando el dolor lumbar o cervical se ha cronificado y no mejora con ninguna terapia menos invasiva.
También cuando la calidad de vida del paciente se ve limitada por el dolor.

Intervención

1. ¿Qué soluciones existen hoy en día desde el punto de vista quirúrgico para solucionar un disco lumbar o cervical degenerado y el dolor que produce?
La cirugía utilizada con más frecuencia es la artrodesis o fusión lumbar o cervical tradicional. En esta cirugía, como su nombre indica, se fusionan o se fijan las vértebras para eliminar el disco degenerado y con ello el dolor que produce.

Como alternativa novedosa existe la cirugía de implantación de una prótesis de disco (ADR).

2. ¿En qué consiste la cirugía de implantación de prótesis de columna?
Consiste en la sustitución de un disco degenerado que no funciona y que genera dolor por un disco artificial.

3. ¿Cuáles son las ventajas principales de la técnica que Ud. practica en relación a la técnica de la fusión?
Son muchas y muy variadas. Se las explicamos todas en la sección ¿Qué es ADR?.

4. ¿Es la implantación de disco una operación muy cara?
Es mucho más económica que su alternativa. Las prótesis son más económicas que los implantes que se utilizan en la fusión.

Como la recuperación es mucho más rápida, eso también hace que el coste económico laboral y social sea mucho menor.

5. Si se trata de una técnica tan ventajosa, ¿por qué no es habitual realizarla?
Por la complejidad del abordaje anterior. Dicha complejidad se supera con formación y experiencia.

6. En la intervención, ¿se abre y corta el ligamento longitudinal anterior?
Efectivamente, así es para intervenciones de columna tanto cervical como lumbar. Es cierto que la sutura del ligamento no supone el restablecimiento anatómico ni funcional del mismo, pero en este tipo de cirugía se hace imposible evitarla.

7. ¿Se recomienda la cirugía ADR o de sustitución por un implante artificial en todos los casos de degeneración de disco vertebral?
No. No realizamos implantes de disco artificial en los siguientes casos:
espondilolistesis con o sin espondilosis, cirugías de columna anteriores que hayan comprometido las facetas articulares posteriores en más de un 50%, grave atrofia del músculo multifidus posterior, alta incidencia pélvica o pendientes sacras muy pronunciadas, cirugías abdominales anteriores sobre todo si afectaron al espacio retroperitoneal y, por fin, debilidad ósea, osteopenia y osteoporosis.

Los pacientes con antecedentes de alergia a los metales deben someterse a una prueba de alergia a metales, incluido el aluminio.

8. ¿Utilizan una barrera antifibrótica en las cirugías de la zona lumbar?
No. No vemos qué ventaja pueda aportar y creemos que cualquier material extraño que se introduzca en el espacio retroperitoneal podría contribuir a la fibrosis y aumentar las posibilidades de infección.

9. ¿Cuándo se solicita una densiometría ósea?  
En el caso de mujeres de más de 30 años y hombres de más de 40 debería realizarse una densiometría ósea antes de la operación.

10. ¿Usan cera ósea? 
Para la columna cervical, sí. Usamos una pequeña cantidad de cera ósea en el borde posterior de las placas terminales superior e inferior.

No hemos visto que se produzca ninguna infección en los casos de columna cervical que hemos tratado y creemos que la utilización de cera ósea puede evitar que se produzca osificación heterotópica.

11. Potencialmente, ¿puede cualquier paciente optar por una sustitución de disco?
No. Hay muchas razones de tipo anatómico y también psicológico que pueden hacer que este tipo de cirugía esté contraindicado en algunos casos. Un dilatado historial de dolor o consumo de drogas o varias cirugías anteriores pueden ser factores excluyentes por los que esta operación no sea aconsejable.

Postoperatorio

1. ¿Es doloroso el postoperatorio?
No. Los pacientes se incorporan al día siguiente y son dados de alta a los dos o tres días de la intervención.

2. ¿Existen posibles riesgos o complicaciones?
Sí, como en toda cirugía. En esta intervención los riesgos radican principalmente en el abordaje que al ser desde delante hace que se tengan que movilizar los vasos abdominales, lo que implica que se puedan lacerar.

Se trata de una situación muy infrecuente, controlada y solucionada en la misma intervención.

Las nuevas generaciones de discos (mejores diseños y materiales) han hecho que desparezcan las complicaciones asociadas a los discos artificiales en sí.

3. ¿Se puede decir que el paciente llega a tener una vida completamente normal tras la intervención? ¿Incluso para practicar actividades físicas?
Así es. El objetivo de la intervención es devolver al paciente su calidad de vida previa y el retorno a todas las actividades que realizaba con anterioridad a tener el dolor.

4. ¿Cuál es el tiempo de recuperación del paciente intervenido con esta nueva técnica?
Dos o tres días de ingreso y de 2 a 6 semanas para volver a trabajar, dependiendo de si la cirugía es lumbar o cervical.

5. ¿Se puede volver a reproducir la hernia?
No. En casos en los que se ha colocado una prótesis de disco, no.

6. ¿Recomiendan tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) después de la cirugía?
Sí. Recomendamos a nuestros pacientes que tomen AINEs durante al menos 3 semanas después de la intervención. Se sabe que estos fármacos inhiben el crecimiento del hueso y por tanto reducen la probabilidad de que se produzca osificación heterotópica.

7. ¿Qué tipo de protocolo fisioterapéutico se sigue después de la cirugía?
Proporcionamos un amplio tratamiento de rehabilitación a nuestros pacientes mientras permanecen en Barcelona. Nuestros fisioterapeutas especializados trabajan con los pacientes desde el día siguiente a la operación, dos veces al día, durante el tiempo que están hospitalizados. Asimismo, el protocolo de rehabilitación también se sigue mientras se encuentran en el hotel. Laia, nuestra especialista en rehabilitación de espalda, trabaja de manera personalizada con los pacientes mientras estos se encuentran en Barcelona y hasta el mismo día en que abandonan la ciudad. Cuando los pacientes vuelven a casa, es el Dr. Clavel quien se encarga del seguimiento  en persona y cada paciente recibe recomendaciones e instrucciones específicas para que continúe su rehabilitación en casa.

La prótesis

1. ¿La prótesis que usted implanta está diseñada para replicar la función de un disco natural?
Efectivamente. La mayoría de prótesis están diseñadas para replicar al máximo la función del disco natural sano. La que nosotros utilizamos por su diseño es la que más se parece.

2. Si es la que más se parece, ¿por qué no la utilizan todos los cirujanos?
Los cirujanos no utilizan ninguno de los modelos que existen en la actualidad por la complejidad técnica que supone el abordaje.

3. ¿Se tratan de prótesis hechas a medida del paciente?
Existen diferentes tamaños lo que hace que consigamos colocar en el paciente la que es de su medida.

4. ¿Existen diferentes tipos de prótesis? ¿Qué diferencias hay entre ellas?
Lo que las diferencia son los materiales de los que están hechas, los diseños mecánicos que incorporan y su forma de anclarse al hueso de la vértebra.

Por ejemplo, hay fabricantes que utilizan el metal, otros el polietileno en combinación con metal que suele ser titanio o cromo-cobalto. Finalmente existen diseños más avanzados y sofisticados que combinan el metal con la capacidad de absorción de shock (a modo del núcleo natural) del poliuretano (un polímero).

Los mecanismos básicos suelen ser el de rótula, conocido en inglés como de “ball and socket” o el de una rótula invertida.

5. ¿A qué pacientes les estaría plenamente indicada la prótesis?
Pacientes con dolor lumbar o cervical crónico por tener un disco degenerado (desgastado).

6. ¿Qué diseños de disco artificial utilizan?
Principalmente los M6C y M6L, tanto para cirugías de columna cervical como lumbar.

En ocasiones hemos utilizado el Activ-L de Aesculap, sobre todo a nivel de L5-S1. Es el indicado si la superficie de la L5 es cóncava. La convexidad de la plataforma superior del Activ-L encaja perfectamente con la pronunciada concavidad de la anatomía de algunos pacientes.