Principales síntomas de los tumores cerebrales

mejor médico neurocirujano

El sistema nervioso se compone de tres elementos fundamentales: el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos. Precisamente, el primero de estos elementos responde a una estructura compleja, que cuenta con tres partes diferenciadas. Estas son los hemisferios cerebrales, situados en la parte superior; el cerebelo, localizado en la parte posterior; y el tronco cerebral, que se encarga de conectar este órgano con la médula espinal. Aunque, a simple vista, la superficie de los hemisferios cerebrales parece homogénea, lo cierto es que la masa cerebral se divide en diferentes lóbulos. La aparición de tumores en el cerebro causará diferentes síntomas en función del lóbulo en el que se aloje. Contar con el mejor médico neurocirujano es la mejor garantía para combatir la enfermedad.

El principal problema de los tumores cerebrales es que irrumpen en nuestra vida de forma brusca y rápida. Además, no siempre causan síntomas en los estados iniciales. Aunque existen algunos indicadores que nos dan pistas de que algo no marcha bien. Pueden comenzar con crisis epilépticas, dificultades en la concentración o cambios de carácter. En ocasiones, se dan síntomas secundarios como consecuencia de la presión intracraneal: vómitos o mareos.

Sin embargo, como comentábamos al inicio de esta entrada, los síntomas varían en función del lóbulo en el que aparece el tumor.

Lóbulo frontal

Pueden generar parálisis facial o localizada en las extremidades, cambios de personalidad, déficit de atención, problemas para expresarse o incontinencia urinaria.

Lóbulo temporal

En este caso es más frecuente que se den trastornos relacionados con los sentidos: la vista, el oído, el olfato o el gusto. También es frecuente que estos pacientes pierdan el equilibrio con facilidad y tengan problemas de memoria o con el lenguaje.

Lóbulo parietal

Cuando el tumor se desarrolla en esta parte del cerebro, los síntomas predominantes son los trastornos visuales y los problemas con la percepción de los objetos. Es posible que también desarrollen dificultades con el lenguaje.

Lóbulo occipital

La manifestación más frecuente es desarrollar problemas en la vista, llegando incluso a la ceguera en algunos casos.

Desde Instituto Clavel te contamos que el diagnóstico del tumor cerebral se realiza mediante la combinación de diferentes pruebas. En primer lugar, se realiza una exploración neurológica para detectar las posibles anomalías, pero lo más habitual es someter al paciente a un TAC o una resonancia magnética para determinar la localización, forma, grado y extensión del tumor.