¿Es necesario operar un tumor cerebral benigno?

mejor medico neurocirujano tarragona

 

Si nos preguntamos si hay que intervenir un tumor cerebral benigno, la respuesta no es simple incluso aunque te la dé el mejor medico neurocirujano de Tarragona. Los tumores cerebrales se pueden clasificar histológicamente (según el tipo de células que lo conforman) en benignos o malignos. Si atendemos a sus características, los tumores benignos presentan un crecimiento más lento, no invasivo (sin destruir tejido) y más respetuoso con el tejido adyacente. Los tumores malignos por el contrario son de rápido crecimiento y más destructivos. Vamos a ver el tema más en profundidad.

Para poder hacer una clasificación histológica de los tumores es necesario tener una muestra de la lesión. Por esa razón, cuando hay dudas diagnósticas sobre las pruebas de imagen, se pueden hacer biopsias. No todas las lesiones benignas son estables en el tiempo. Date cuenta de que algunas lesiones malignas empezaron siendo benignas. De todos modos, esto no sucede en todos los casos y hay algunos estirpes tumorales que son más proclives a ello. Desde un punto de vista anatómico, es importarte resaltar que, independientemente de la malignidad de la lesión, hay tumores que siempre deben ser operados. En el cerebro, donde hay zonas más
elocuentes sintomatológicamente (la zona del habla o del lenguaje, el córtex motor, los nervios craneales), algunas lesiones, aunque sean de poco tamaño, pueden causar lesiones graves de difícil recuperación.

 

La cirugía de resección electiva

 

Habitualmente, las lesionas benignas dan más margen en el tiempo para programar una cirugía de resección electiva. En general cualquier tumor benigno con riesgo de malignización, que muestre signos de crecimiento activo o que esté causando síntomas va a ser candidato a la resección quirúrgica. En algunos casos se descubren tumores benignos de forma casual durante el estudio por algún otro motivo. En estos casos, a veces se opta por controles regulares estrictos para descartar el crecimiento y poder actuar antes de que sea de tamaño importante o cree síntomas. A veces la localización del tumor en un área cerebral crítica o que esté en contacto con estructuras sensoriales o vasculares con alto riesgo de lesión funcional invalidante o incluso vital, hace que se opte únicamente por la cirugía si se empiezan a ver afectadas las funciones neurológicas del paciente.

Qué pasa con los pacientes de edad avanzada

Cuando el diagnóstico se realiza en una persona de avanzada edad y el riesgo de secuela neurológica supera al beneficio funcional o de mejora del pronóstico vital, se opta por el manejo conservador. Hay que tener en cuenta que determinados tumores benignos de crecimiento lento, como por ejemplo los meningiomas, con el paso de los años pueden calcificarse y detener espontáneamente su crecimiento. En general, la localización complicada de un tumor benigno, cuya cirugía presente alto riesgo de secuelas importantes, es el principal factor determinante a la hora de ofrecer o no cirugía. También el motivo de que, en ocasiones, se prefiera esperar a que el tumor benigno muestre signos de actividad.

En el Instituto Clavel llevamos más de 15 años ofreciendo a nuestros pacientes los mejores y más avanzados tratamientos en neurocirugía. Contamos con los mejores cirujanos de España, a los que avala una gran experiencia. Esto nos permite ofrecer al paciente la máxima seguridad durante la cirugía.